DE QUÉ VA:


Germán, al que todo el mundo llamaba Gato, es el protagonista de este libro. Un día, sus amigos Grego, Benja, Esteban, Nilo, Alba y Almudena, reciben la fatal noticia de que su amigo El Gato ha fallecido. Todos acuden al tanatorio, y pasan allí la noche acompañando a su hermana, ya que no tenían trato con sus padres, y a la enfermera que en una ocasión lo cuidó, Pilar. Todos se embarcan en sus propios pensamientos, siempre relacionados con el fallecimiento de su gran amigo. El libro transcurre en una serie de aventuras vividas con El Gato que pasan por la mente de cada uno de sus amigos. Su hermana recuerda la vez que fueron a la boda de su tía, la primera vez que Germán probó la bebida. Grego lo recuerda con cierto rencor, ya que en una ocasión la envidia que sentía hacia él era tan grande que intentó matarlo. Benja, sin embargo, lo recuerda como uno de los mejores amigos que ha tenido, ya que se encuentra muy unido a él desde pequeño. Esteban siempre fue discriminado en cierto modo por Germán, pero aún así ambos se tenían mucho cariño. Con Nilo descubrió su grupo favorito, Los Doors. Almudena ha sido su novia de toda la vida y es a la que más afecta su pérdida. Y por último, Pilar, la enfermera, con la que se encontró en el hospital ,cuando tuvo una infección por el alcohol,y con la cual estableció una muy buena relación. En cada historia se ve cómo Germán va matándose poco a poco a causa de su afán por el alcohol y el vandalismo.

RECOMENDACIÓN:


Me ha gustado mucho este libro, ya que te enseña a través de un personaje los efectos del alcohol, y te hace reflexionar sobre la vida. Lo recomiendo porque es muy fácil de comprender y se lee rápidamente.

Cristina R. R. 4 de ESO.